¿Te has fijado en las grandes lonas publicitarias que cubren fachadas enteras de edificios? ¿Te has preguntado alguna vez cómo es posible imprimirlas? Te explicamos cómo se realiza este proceso y todas las claves que lo hacen un sistema ideal para grandes formatos. 

¿Qué es la impresión de gran formato?

La impresión de gran formato es aquella impresión de alta resolución utilizada para transmitir y expresar imágenes y mensajes en grandes superficies.

Este formato es ideal para el diseño y emplazamiento en medios publicitarios comerciales. Según si se basa en una impresión interior o exterior, aplicaremos distintos tipos de materiales.

Su objetivo principal es la capacidad de transmitir un mensaje desde altos metros de distancia. Incluso, mensajes muy específicos que se vea desde lejos y con muy poco tiempo de retención, como es el caso de las vallas publicitarias próximas a la carretera, en las que el espectador debe mirar, pero no durante un largo periodo de tiempo.

Características de la impresión de gran formato

Para distinguir la impresión de gran formato, de la impresión a pequeño formato aparte de la medida del archivo a imprimir se debe de tener en cuenta que la impresión a gran formato tiene unas características distintas, las principales características que la define son:

Es recomendable vectorizar la imagen para que no se distorsione cuando se modifique el tamaño. Con una dimensión proporcional a su tamaño final para que no pierda nitidez.

Materiales para la impresión de gran formato

Este tipo de impresión se aplica en distintas situaciones y para diferentes usos. Los lugares más frecuentes donde podemos encontrar la impresión de gran formato son:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *